Menu

Bienvenidos a Tambora

Asociación de madres y padres
Jardines del Guadalquivir
Sevilla

¿Quiénes somos?

Somos Tambora

TAMBORA surgió hace varios años a partir de la iniciativa de un grupo de madres y padres que, cuando sus hijas e hijos eran bebés, iniciaron su andadura como grupo de crianza y, conforme sus peques crecieron, fueron buscando modelos para compartir cuidados y socialización.
Fruto de aquel interés y esfuerzo en común surgió TAMBORA, una asociación de madres y padres legalmente constituida que se encarga de la gestión y el cuidado de un espacio ubicado en Sevilla, dentro de los Jardines del Guadalquivir.
Actualmente las familias que constituimos el colectivo no somos las que iniciaron la andadura del mismo, pero seguimos manteniendo vivo el espíritu de TAMBORA: el deseo de acompañar a las niñas y los niños con conciencia y respeto y la determinación de que en común podemos co-crear y construir los medios necesarios para ello.
El principal objetivo del proyecto es la gestión y mantenimiento de un espacio preparado para niñas y niños de entre 3 y 6 años que favorezca su desarrollo integral y su bienestar. Para ello, contamos con un espacio propio que consta de varias salas amplias y luminosas que, al estar ubicado dentro de los Jardines del Guadalquivir, está rodeado de árboles y naturaleza.

El Entorno

¿Cómo nos relacionamos con nuestro entorno?

I. Tambora en los Jardines del Guadalquivir

Cuidamos, damos vida al parque y nuestrxs peques crecen en la naturaleza.
En Tambora, las niñas y los niños juegan a diario con la tierra. Construyen ríos, caminos y pasteles de barro. Saltan y disfrutan en los charcos los días de lluvia. A menudo pasean por los jardines y aprenden a reconocer diferentes árboles y plantas. Recogen sus hojas y flores, haciéndose conscientes de los cambios cíclicos de la naturaleza. Observan hormigas, arañas, escarabajos, mariquitas, lombrices, libélulas, abejorros, mariposas. Comparten los frutos secos y restos de fruta fresca con los pájaros vecinos. Trepan a los árboles y se refugian bajo su sombra cuando el sol aprieta. Aprenden a germinar semillas y a plantar, cariñosamente, pequeñas plantas.

Al estar en la ciudad, muchas de las familias tenemos la suerte de poder desplazarnos en bicicleta hasta TAMBORA, modo de transporte rápido y ecológico. Y contamos con otros servicios propios del entorno urbano, como el servicio de préstamo de las bibliotecas públicas o la asistencia a ciclos de teatro infantil.



II. Tambora como modelo de participación ciudadana.

La decisión de participar en un proyecto como TAMBORA, un proyecto que requiere implicación y compromiso personal y colectivo, es para muchas de las familias, una manera de experimentar maneras diferentes de vivir, de relacionarnos, intentando mostrar a las niñas y los niños del mañana una ventana hacia otros valores, otras maneras de pensar la vida en su conjunto, dándole valor a lo común, a la comunidad, al hacer y estar juntos.
El parque, y más concretamente las caracolas que tenemos cedidas, son patrimonio de la ciudad, y actualmente están siendo cuidadas y gestionadas por la ciudad: por una asociación de ciudadanos y ciudadanas (TAMBORA). Los recursos públicos no llegan para cuidar todo el patrimonio de la ciudad y la ciudadanía está deseosa de responsabilizarse de su propio patrimonio… TAMBORA es un ejemplo de que estamos preparadxs para la gestión ciudadana de lo público.
¡Y encantadas de hacerlo!

Alternativa colectiva para la organización de los cuidados

¿Cómo nos cuidamos las familias?

TAMBORA está constituida como asociación y se autofinancia. La organización y la toma de decisiones se hace a través de diferentes comisiones y asambleas. Esta manera de funcionar fomenta la participación de todas las personas y ayuda a tener en cuenta las diferentes voces que constituyen el grupo.
La participación en un proyecto de este tipo facilita la construcción de estrechos vínculos entre las personas adultas, y nos convierte en una gran familia, una red de apoyo mutuo, tanto en lo material como en lo emocional.
Poner la intención en construir una mirada respetuosa hacia nuestras niñas y nuestros niños nos da claves para relacionarnos entre adultas con ese mismo respeto y nos confronta con nuestros propios comportamientos heredados y automáticos.

En general, crecemos todxs: niñas y niños, personas adultas y el grupo en sí mismo. TAMBORA es una fuente de aprendizaje constante. Tanto en el día a día como en los momentos en que compartimos, investigamos y discutimos aspectos relacionados con la educación de nuestrxs hijxs, la educación en nuestra sociedad, salud, autoorganización, etc.

acompañar

¿Cómo acompañamos a los peques?

Tambora se inspira en la visión del desarrollo de los niños (y el papel de los adultos en él) de Rebeca y Mauricio Wild, en pensadores y pensadoras como Pestalozzi, Maria Montessori, Steiner-Waldorf, Bernard Aucouturier y la educación viva, la metodología bosquescuela, que apuesta por crecer en un modelo sostenible con la naturaleza y al aire libre....
En España (y fuera de España también) existen un gran número de proyectos similares. Ver enlace a​ Ludus​.

CONFIAMOS en que las niñas y los niños son capaces de desarrollar sus potencialidades si les proporcionamos espacios preparados con materiales adaptados a sus necesidades e intereses, y les acompañamos ofreciéndoles libertad y límites, amor y respeto, adecuándonos a sus propios ritmos de crecimiento y aprendizaje.
Para que una planta crezca, de nada sirve tirar de sus hojas. Lo importante es darle un suelo rico, agua y luz.
Actualmente contamos con un equipo de tres acompañantes con formación y experiencia en diferentes proyectos de pedagogía activa. Patri, Fernando y Ana están presentes y disponibles para las niñas y los niños cada día en TAMBORA. Se encargan de que el espacio esté adaptado a sus necesidades e inquietudes. Que se respeten las normas de convivencia, para que el ambiente sea relajado y seguro. Escuchan y observan atentamente a lxs peques, poniéndose a su altura, mirándoles a los ojos. Acompañan en los procesos emocionales, aceptando y respetando cada emoción y su expresión. Acompañan conflictos, favoreciendo que sean las niñas y los niños quienes encuentren las soluciones y los resuelvan, a su manera y según sus necesidades. Ponen cuidado en no interferir en el juego ni en la actividad espontánea de las niñas y los niños, al tiempo que observan atentamente todo lo que está ocurriendo. Favorecen la autonomía de lxs peques a la vez que escuchan y atienden sus demandas de ayuda.
En TAMBORA nuestras peques juegan libres y crecen jugando.

Contactanos

Dinos Algo

Info de Contacto

Donde Encontrarnos

Jardines del Guadalquivir
Sevilla

email

tambora.aprendizaje.activo [arroba] gmail.com

teléfono

+34 650 cuatro seis seis 273 (Paloma)